Preludio Del Caos

Foro de rol ambientado en la ciudad centro costera de Maracay, Venezuela.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse
Foro Culminado/Finalización de la Primera Parte de la Historia
Por favor registrarse en
La Época del Caos Errante


Comparte | 
 

 Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Dulcine@

avatar

Mensajes : 222
Fecha de inscripción : 22/03/2013
Edad : 23
Localización : Aragua

MensajeTema: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Dom 08 Dic 2013, 12:10 pm


Paso la primera semana  de recuperación de Alex y sus heridas cicatrizaban a la perfección, no obstante mantenía constantes guerras con él por el asunto del reposo llevándome a casi lo dejo amarrado a los barrotes de la cama pidiéndole que se quedase quieto y no saliera, ese día, luego de bañarme por segunda vez, me vestí con una mini falda por el calor y una blusa transparente, era ya casi medio día al salir de la habitación luego de darle un beso a Alex calzándome los tenis le dije

-Vuelvo pronto, no seas testarudo-

Saliendo de la habitación deje en claro en el lobby que ese señor no podía escapar de la habitación, salí y cruce la calle, fui hasta la droguería que esta cerca acompañada de Agation para evitar problemas con las personas de la calle, íbamos agarrados de manos con bolsas de frutas que nos vendieron los comerciantes informales, de regreso observo que la Catedral esta abierta de par en par y no pude contener las ganas de entrar olvidando que Agation estaba físicamente presente

-Mi niña eres muy caprichosa-

Me reclamo siendo arrastrado hacia adentro, mire el lugar quedando perpleja ante la escasa iluminación y la excesiva decoración navideña, habían pocas personas a nuestro alrededor que nos miraban criticándonos es murmullos por lo que no podía escuchar claramente lo que decían, pronto una fuerte brisa entro a la catedral golpeándonos y haciendo que las puertas se tranquen, quedando atrapados juntos a un par de ancianas y tres personas mas que llevaban juguetes en donación, mire Agation quien también se encogía de hombros y mas allá poseía en su rostro una macabra sonrisa

-¿Qué ocultas?-

Le pregunte viéndolo colocándome en puntillas para tratar de intimidarlo pero él me jala fuertemente abrazándome en el momento que un dolor de cabeza me hizo retorcerme, acariciaba mi cabeza pidiendo que me calmase, el dolor era muy intenso lo cual me hacia ver todo borroso por no poder abrirlos bien, me mantenía abrazada a él esperando a que pasara el dolor sin decir una sola palabra
Volver arriba Ir abajo
Eliphas Tabone

avatar

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Venezuela

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Lun 09 Dic 2013, 9:06 am

Tras ocurrido en la catedral hace ya semanas atrás, Eliphas pidió una explicación a su Maestra Marianne. Aunque eso fue algo en vano debido a que ella simplemente dio una idea vaga sobre lo que eran los “Holders”.


Día actual.


Era la madrugada cuando Marianne se había levantado. Tras las oraciones matutinas fue a la sacristía a preparar unos materiales, para ese entonces Eliphas se había levantado también y se encontró con ella.

-Buenos días, Maestra.
-……………

Ignorándolo completamente, siguió escribiendo en unos sellos mientras murmuraba algo a muy baja voz.
Eliphas lo interpretó como que si ella no quisiera hablar con él en ese momento y se disponía a marcharse, pero estando en la puerta es detenido por su voz.

-Toma.
-¿Eh?

Marianne tenía en sus manos 6 sellos con una escritura antigua en ellos, ¿Era hebreo? Y Eliphas lo agarra.

-Se avecina una prueba de fuego. Prepárate.
-¿Qué? ¿Otro loco más que viene a destruir de alguna manera la catedral otra vez?
-Sólo Dios sabe. Tú ya sabes lo que tienes que hacer. Sacaré al sacerdote y los monaguillos de acá hasta la noche.

Dicho eso se retiró, dejando a Eliphas solo con los sellos en mano.

-Esta vez no fallaré. No puedo fallar.

Se fue a su habitación y se equipó. Agarró su bastón y un pequeño bolso donde ahí metió los sellos y sus pastillas de dolor de cabeza. Se colocó un escapulario y rezó un poco a Dios para que le diera fuerza para enfrentarse a la prueba de fuego que estaba por acontecer, después de eso salió de su cuarto.

-¡Hey! ¡Te olvidas de alguien, kishishishishi!

Y se llevó a Mefisto con él.

Estando en la entrada de la iglesia, comenzó a colocar los sellos de tal forma en que si uno trazara una línea conectando cada sello, a la final se dibujaría la Estrella de David.

El escenario ya estaba listo, solo faltaba que los actores llegaran a escena.

Eliphas se encerró en la habitación de arriba y veía desde allá como personas entraban y salía de la iglesia desde las rendijas.

Las horas pasaron y pasaron, tanto Eliphas como Mefistófeles permanecían callados, sin embargo, hubo un momento en que Mefisto comenzó a reírse cada cierto tiempo.

-Kishishishi.
-Haz silencio o colocaré incienso sobre tu cuerpo.

Unos momentos después, mientras Eliphas se encontraba torturando a Mefisto, dos personas habían entrado. Un hombre y una chica yacían en la entrada de la iglesia actuando de manera sospechosa.

-¡Kishishishi! ¡Ya llegó!
-!?

Rápidamente, Eliphas se asomó por las rendijas y vio a aquellas dos personas sosteniendo sus cabezas como si tuvieran dolor de cabeza.

-Ahí están, cayeron en la trampa. Ninguna persona normal debería ser afectada por el sello. Solamente herejes y demonios tendrían una especie de reacción.
-Kishishishishi. ¡Que se abra el telón!
-[Todo. Ficción.]
-Kishishishi, ¡Sé algo que tú no~!

Ignorando a lo que había dicho Mefisto, Eliphas puso toda su concentración en recrear el ambiente de la iglesia.

-(Primero… tengo que sacar a los civiles y cerrar la iglesia. No puedo permitir que estos herejes escapen de acá. Aún tengo el factor sorpresa, no dejaré que mi Todo Ficción sea descubierto por alguno de ellos dos, los omitiré de esta ilusión.)

Y Eliphas hizo exactamente al pie de la letra lo que había planeado. Usando a un “Falso Eliphas” hizo que éste sacara a los civiles que habían sido afectados por la ilusión. Luego el verdadero Eliphas canceló la ilusión y quedó en modo stand-by para ver cuál era el próximo movimiento de sus adversarios.

-(Bien, ahora tengo que permanecer en silencio y…)
-¡HOOOOOLAAAAA PRIIIIMOOOOOOO! ¡KISHISHISHISHISHISHI!

Mefisto había gritado con todas sus fuerzas desde el lugar donde Eliphas estaba oculto, revelando la ubicación de ellos.

-(Puta madre…) ¡MEFIIIIIIIIIIISTOOOOOOOOOOO!

Eliphas, en un ataque de ira, amarró el escapulario en el cuerpo de felpa de Mefisto.

-¡Quema! ¡Quema! ¡Quema! ¡Quema! ¡Kishishishishi!

Volver arriba Ir abajo
http://efansfansub.com
Klaus Barbie

avatar

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 02/12/2013

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Lun 09 Dic 2013, 9:52 am

La exquisita fragancia del caos los cadáveres que se hacen presente en la masacre, excita cada célula de mi ser haciéndome estremecer imaginando la sangre derramada por los ideales de cada ser humano en oposición a lo que dictaminaba su cordura.

Al llegar a la catedral me estremecí al ver su bella forma descuidada, seria interesante el escuchar las paredes quejarse sollozantes, las muertes que a de haber visto serian tan excitantes como las que e propiciado?, dulce amargura de las suplicas.

-Debo pedir perdón por mis pecados-

Dije sonriente y macabramente mientras me introducía en el portón principal de la catedral y vía dos personas abrazadas sosteniéndose una a la otra.

-Ohh Padre Mira el fruto del cariño en tu propia casa no es romántico?-

Mis palabras se escucharon cual lamentos en las paredes de la Catedral pude notar algo extraño, al parecer estas personas no eran ordinarias, y un tercer personaje hacia gala de mover a los civiles de un lugar a otro pero este no pensaba no podia sentir ninguna vibra cerebral de quien miraba.

-Ohh Señor que exquisita ilusión que maravillosa actuación.

Hable al Aire mientras dejaba a la pareja a mi espalda y extendiendo los brazos hacia el cristo que había en la plataforma que hacia el altar.

-Padre... Perdóname por que e pecado, y perdóname por que no puedo evitar volver a pecar ya que soy débil.-



Volver arriba Ir abajo
Dulcine@

avatar

Mensajes : 222
Fecha de inscripción : 22/03/2013
Edad : 23
Localización : Aragua

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Lun 09 Dic 2013, 11:11 am


Agation aun me susurraba que no pasaba nada y todo estaría bien, me asome por entre sus brazos y vi a un monje sacando a las personas, al parecer ya iban a cerrar la iglesia

-¿Nos vamos por favor?-

Le pregunte a Agation tratando de hacer una sonrisa forzada amarrándome fuertemente de él, desde lejos se escucho a alguien saludando y veo la expresión de incomodidad su el rostro

-¿Estas bien? ¿Le conoces?-

Pregunte un poco preocupada sin obtener respuestas, por primera vez en su rostro no había mueca alguna de burla y comenzaba a preocuparme, tenia miedo a voltear para ver lo que ocurría escuchando a alguien que nos había visto y decía cosas sin sentido

-…-

Me eche a reír a duras penas por la confusión, mas Agation se mantenía muy serio, al parecer esta persona sabia algo que yo aun desconocía, me aparte de los brazos y vire la cabeza, mis ojos se toparon con un hombre elegante como el señor Alfonzo

-Mi niña este no es un buen momento para hacer preguntas, me temo que algo no muy bueno viene en camino ¿No es así MEFIS?-

Lo último lo dijo en voz alta y resonó en toda la arquitectura, tapándome los oídos por el estruendo pude comprender que se trata o de un pariente u otro contratado, solo que el nombre no me sonaba, Agation aun así entrelazo sus dedos con los míos para que no pudiese separarme de él

-Te agradezco tu preocupación pero se me defender sola-

Le dije sonriendo y buscando con mis ojos al hombre elegante que había entrado
Volver arriba Ir abajo
Eliphas Tabone

avatar

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Venezuela

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Lun 09 Dic 2013, 12:59 pm

Multiples eventos inesperados habían ocurrido. En primer lugar parecía que un familiar de Mefisto estaba presente entre las pocas personas que estaban dentro de la iglesia. En segundo lugar, había llegado otra persona más cuya presencia era imponente. Él acaparaba toda la atención.

-Kishishishishi. ¿Qué harás, Sr. Inquisidor?
-Estoy pensando. Ugh... ir en un enfrentamiento directo es un suicidio.
-Tic... Tac... Tic... Tac... ¡Kishishishi! ¡Véndeme tu alma y tu ayudaré!
-En nombre de Dios, te ordeno cerrar la boca.
-¡Kuh...kishishi!

Asomándose nuevamente por las rendijas desde lo alto. Observó con detalle cada movimiento de aquellas tres personas.

-(Será un gran problema si ellos tres se alían en mi contra. Tendré que usar todos mis recursos para ganar.)

Eliphas se ajustó el gancho en su mano y verificó que el medidor de gas estuviera lleno. Luego se paró y apuntó con su gancho al techo.

-Purgar. Matar. Huir.

En su otra mano tenía su bastón, el cual se lo amarró a su espalda y en su lugar sacó una biblia vieja con páginas ya amarillas y comenzó a recitar una oración.


Spoiler:
 

Al finalizar, cerró el libro y su mano brillaba con un resplandor dorado majestuoso. Entonces accionó el Gancho y clavó su extremo al techo y se arrojó a planta baja en dirección de aquel hombre que estaba sosteniendo a la chica.

-Es él. La peste de la herejía y del pecado proviene de él. Es un demonio. ¡Serás purgado en el nombre de Dios!
-¡KISHISHISHISHISHI! ¡¡AGATION, MUÉVETE!!
Volver arriba Ir abajo
http://efansfansub.com
Klaus Barbie

avatar

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 02/12/2013

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Lun 09 Dic 2013, 1:29 pm

La tension en el aire era simplemente bella, la seriedad del señor mayor al verme era exquisita era como si al verme me reconociera cosa que produjo una pequeña emocion normalmente los hombres mayores no eran de mi apetencia pero la chica que posee al lado simplemente era divina, tenia caderas que podia sacarle probecho y me apetecia vestirla y desvestirla como una muñeca.

-Calmese señor solo vengo a conocer y ser perdonado-

Esto ultimo lo dije arrodillandome al suelo tomando mi frente con mi mano izquierda mientras un pequeño toqueteo de dolor se disparaba de ese lugar, era reconfortante saber que aun podia sentir tan maravillosos placeres, mire a la chica sonriente.

-No me canso de admirar tu figura-

voltee a una direccion de donde provenia una extraña vibracion de pensamientos mi habilidad sensorial me permitia hubicar la fuente de los pensamientos pero no podia distingir que pensaban o no las personas, un ancianito salio volando hasta el techo con un brillo extraño pero calido en su mano a punto de golpear a el otro señor.

-No señor abuelo cura, eso esta mal atacar asi...-

Extendi mi mano señalando a el ancianito que estaba adyacente a el señor mayor y este se detubo en el Aire gracias a mi telekinesis.

-Despues de todo si vas a pelear deberias hacer participe a los que nos encontramos aqui... deseo.... no se, masturbarme con tu sangre quizas, algo se me ocurrira...-

Mire al anciano y luego vi a la chica.

- Soy Klaus un invitado y de aqui nadie sale hasta que yo lo diga.-

De un golpe las muertas de la categral se cerraron y de la nada cadenas y candados trancaron los portones, todo era sencillo por la habilidad de materializar que poseia, ahora estaba indeciso, solte al viejo para que se puediera mover.

-Señor aniano cura, me duele un poco la cabeza no tendra aspirinas?-

Dije en forma melodramatica inclinando mi cabeza hacia atras aun arrodillado con mi mano en la frente.

Volver arriba Ir abajo
Dulcine@

avatar

Mensajes : 222
Fecha de inscripción : 22/03/2013
Edad : 23
Localización : Aragua

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Lun 09 Dic 2013, 2:56 pm


La mirada de ese hombre me desnudaba y múltiples escalofríos recorrían mi espalda, esto fue demorado por algo que le ocurrió y mi curiosidad me hacia victima de sus actos hasta que dijo algo referente a mi

-¿Disculpe?-

Pregunte extrañada, al parecer nos habíamos topado con otro pervertido y esta vez era yo quien no soltaba a Agation agarrándome de su brazo tan fuerte como podía y escuchamos una advertencia cuando veo que el mismo monje que había corrido a las personas anteriormente venia desde el techo a atacarnos y alguien menciono el nombre de mi compañero, sin pensarlo le jale por el brazo para arrojarlo hacia donde no pudiese afectarle el ataque, caímos a poco centímetros luego de ver al monje estacionado en el aire gracias a la intervención del hombre pervertido

-¡AGATION!-

Le grite al ver que cayó mas allá, al verle en su rostro se expresaba el cansancio, algo le estaba afectando y ese golpe pudo lesionar su recipiente, si le ocurría algo yo sufriría las consecuencias, mire con desprecio al monje y veo que el hombre pervertido le reclama y dice cosas asquerosas que me hicieron llegar mas rápido hasta Agation para ayudarle a levantarse

-No tengo porque seguir tu ordenes carnicero, hacia mucho que no sabia la unión soviética de ti-

Respondí de forma molesta y decidida, las pistas que había dado junto a su nombre solo podría significar aquel hombre del cual los libros de historia tanto hablan, sin embargo un escalofrío recorrió mi espalda haciéndome erizar por completo al ver como se sellaba la catedral completa con cadenas que habían aparecido misteriosamente, al voltear veo al monje con un peluche

-A lo mejor lo saco de los juguetes en donación, debe ser ventrílocuo o un inmaduro-

Le murmure a Agation mi idea y este negó con la cabeza revelándome al oído lo que había detrás de esa apariencia felpuda lo cual me dejo horrorizada

-Un demonio de ese rango dentro de un inútil juguete, que tan infeliz puede llegar a ser este mundo-

Pregunte al aire luego de ver como el carnicero le pedía medicina al monje en un melodrama absurdo, miraba de reojo al peluche, me molestaba las personas que no supiesen tratar a quienes contratan o abusen de ellos como mascotas, por mi parte estaba tan familiarizada con ellos que los respetaba, pero esto era el colmo de lo absurdo, voltee a ver a Agation quien le costaba reponerse de una fuerte pesadez

-No debes seguir aquí, te mataran-

Le comente en mi mente observando todo lo que estaba ocurriendo a mi alrededor
Volver arriba Ir abajo
Eliphas Tabone

avatar

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Venezuela

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Mar 10 Dic 2013, 3:31 pm

-¡¿Qué?!
-Kishishishi, mira Eliphas, ¡Estamos volando!

Inesperadamente Eliphas se encontraba suspendido en el aire.

-¡Rayos! -Exclamó frustado.
-Ya, ya. Talvez tendrás otra oportunidad.... no. ¡Kishishishishishi!

"-Señor aniano cura, me duele un poco la cabeza no tendra aspirinas?-"

-(¡Se está burlando de mí! ¡¡Ese bastardo....!!)

Mientras Eliphas era liberado de su prision invisible, ira y un agudo dolor de cabeza comenzaba a generarse en su interior.

-(No me digas que es otro peon de Aidin... Esto es malo, un demonio, una hereje y otro enemigo más que aparentemente puede manipular a las personas.)

La distancia que separaba los unos a los otros era considerable. En silencio, Eliphas veía a sus alrededores analizando la situación y trazó un plan.

-(Vamos, prioriza. ¿Quien es el objetivo de mayor valor...? Esta ciudad puede que esté llena de mas juguetes de Aidin, pero encontrarse a un demonio es raro. Ya sé que haré.)

Cerca de Eliphas había una silla de plastico, Eliphas la vio de reojo y luego volteó nuevamente hacia aquella chica y el demonio. En voz baja empezó a hablar con Mefisto.

-Tapate los oidos o sufrirás.

Después guardar aún más a Mefisto en su bolsillo tomó una gran bocanada de aire y abrió nuevamente la biblia y comenzó a recitar:


Spoiler:
 

Por cada sentencia pronunciada, cosas sobrenaturales sucedian.

Eliphas rezaba con tanta devoción y convicción que un misterioso pero poderoso viento se generó dentro de la iglesia y apagó las velas, las luces de los bombillos se encendían y se apagaba en intermitencia, algunos cuadros con los retratos de Cristo Crucificado se habían caido y la estatua de la Virgen Maria en su advocación de Virgen de Coromoto comenzó a sudar.

Esto no simplementa era una oración. Era una oración de exorcismo, y una muy poderosa capaz de desmoralizar a los demonios y atormentarlos.

-¡Si...! ¡Siento la bendición de Dios regresando a mi!

Una sensación de piel de gallina recorrió su cuerpo, un fervor, unas ansias y una seguridad y convicción, yacían en su corazón. Era una alegría indescriptible sentir que Dios está a tu lado prestándote sus poderes para hacer Su Voluntad.

Y esa felicidad se manifestó en Eliphas cuando de la nada comenzó a cantar salmos no en español, ni italiano ni latin, sino en hebreo.

Eliphas hizo un movimiento repentino y agarró la silla de plastico cercana y corrió en dirección hacia la chica gritando:

-¡¡NADIE PODRÁ CONTRA NUESTRA FÉ!! ¡¡¡POR DIOS Y LA IGLESIAAAA!!!
Volver arriba Ir abajo
http://efansfansub.com
Klaus Barbie

avatar

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 02/12/2013

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Mar 10 Dic 2013, 4:38 pm

Me regosijaba en el reconocimiento de la joven un apodo que hace años no escuchaba el sutil y bello nombre del carnicero, me sentia a la espectativa de mas alagos queria que siguiera inspeccionando mi pasado y se aterrara pero se facinara por dichos actos cometidos anteriormente.

-Oh señor Anciano cura, aun pretende pelear conta una entidad cuya existencia es tan irrelevante como su dios, un dios abandonado un dios en pañales comparados con la belleza de mi diosa.-

Dije poniendome en pie con una risa sarcastica.

-Dejeme ver que es lo que usted cree que pasara-

La travesura estaba comensando el señor a mis ojos habia quedado paralizado pero en su mente o mejor dicho en la mente de las tres personas afectadas por mi ilusion un rito de exorcismo se llevaba a cabo, no force la ilusion en ningun momento solo deje que los pensamientos pervertidos y fantasiosos del cura guiaran dicha pantalla.

-Ven conmigo pequeño peluche.*

Me hacerque al cura y saque el peluche de su bolsillo, tenia solo una duda de si debia de torturarle, amordazarle o volverlo simplemente un esclavo estaba seguro que ni el ancianito se le ocurririan formas tan perversas e inocentes de usar el peluche.

-Eres tan bello, que textura tan envisiante, me encantaria frotar mi cuerpo desnudo a ti, oh ya creo que es hora que tu señor despierte no.-

Chasquee los dedos y rmpi la ilusion donde se hayaban cautivos, el viejo reia y parecia extaciado el señor acompañante de la niña se mostro serio pero la chica sufria y gritaba.

-Calmense, solo era una alucinacion, esto les dara a pensa el excluirme otra vez, no me gusta que me ignoren despues de todo yo soy tu invitado cura, ves en mi a un ser normal con poderes comunes, pero soy muy fuerte tanto que me exito de solo recorda lo que puedo hacer, no hayo como complacer este deseo destructivo, yo no soy como tu o ella, soy hijo de Aidin la cual me encomendo caminar por esta tierra.

Le dije lanzando el muñeco a el viejo nuevamente.

-Ahora dime e usado paralicis, telekinesis, ilusion y materializacion, aun de verdad crees que soy un mentalista como cualquier otro?

Volver arriba Ir abajo
Dulcine@

avatar

Mensajes : 222
Fecha de inscripción : 22/03/2013
Edad : 23
Localización : Aragua

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Mar 10 Dic 2013, 6:07 pm


De pie nuevamente escuchamos la discusión entre el peluche y el monje, luego de eso vire a observar atentamente al carnicero y sus movimientos, no me fiaba que se tratase de un hombre normal, según los libros debería estar muerto por sentencia o por leucemia

-Entonces ¿Qué hace aquí? ¿Habrá pactado con un demonio? ¿Será el mismo la encarnación de uno?-

Mis preguntas fueron mutadas al escuchar los rezos de ese monje que cada vez más se desquiciaba en su afán por hacerle daño a Agation y lo comenzaba a debilitar, veía como comenzaba a temblar y su apariencia de hombre cambiaba a la del demonio real al mismo tiempo tumbándome en un terrible dolor de cabeza

-¡MALDITO! DÉJALO EN PAZ-

Grite desesperada viendo como aparecían arañazos en el cuerpo demoniaco de Agation y donde era herido yo era quemada por lo desconocido haciéndome gritar de dolor

-¡BASTA INFELIZ!-

Volví a gritar viendo como las cosas se movían y la brisa nos golpeaba con mayor fuerza, en un intento desesperado tome la garra demoníaca de mi compañero con gran fuerza para sostenerlo y evitar que el torbellino que creaba dentro de la catedral le arrastrase buscando sujetarme de los banquillos que aun se hallaban en el piso sin despegarse, busque el contacto visual con el monje que hablaba en un idioma desconocido para mi y me amenazaba con una silla, era momento de actuar o Agation desaparecería y yo volvería a morir, logre atraparlo con mis ojos en una ilusión buscando que cesase esta catástrofe y retirando a mi compañero a la geniana nuevamente, sus heridas eran muy graves, lo sabia por las marcas oscuras reflejadas en mi piel como cortadas y estigmas en las muñecas que parecían las marcas que se le realiza al ganado, el dolor era tan grande que las lagrimas se me escapaban con mis ojos cerrados, escuhe las palabras del carnicero para luego abrirlos, no tenia ni una herida, mire a Agation y se le hallaba perturbado

-Me da mucha alegria verte-

Le dije a Agation mientras él secaba mis lagrimas y escuchabamos el discurso del carnicero, era un tanto repugnante al hacerce pasar por alguien mejor que los demas y mas aun el nombrarse hijo de la diosa, acerca de sus habilidades, parecia alardear mucho de lo que hace, mi rostro expresaba lo que pensaba delatandome al revelar que creia de su palabreria una gran mentira


-Solo tengo una pregunta carnicero ¿Cómo escapastes de la muerte? O mejor dicho ¿Cómo escapastes del cáncer?-


Comente tomando de manos de Agation que se desvanecia por las horas de la tarde, observaba

Volver arriba Ir abajo
Eliphas Tabone

avatar

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Venezuela

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Jue 12 Dic 2013, 11:39 am

Justo cuando Eliphas estaba a escasos metros de la hereje y su demonio, algo inesperado había sucedido.

De un momento a otro todo había regresado a la "normalidad". Por el rabillo del ojo Eliphas observó que la otra persona le había arrojado algo, rápidamente se volteó y lo agarró.

-¿Mefisto?
-Kishishishi, ¿Disfrutaste de tus minutos de gloria, Inquisidor?
-¡¿Pero qué rayos?!

Sin embargo, fue interrumpido por algo que llamó la atención.

"......soy hijo de Aidin la cual me encomendo caminar por esta tierra."

-?!

Ni bien había terminado de decir eso cuando Eliphas giró su cabeza en dirección a él. Su rostro expresaba seriedad y disgusto.

"Ahora dime e usado paralicis, telekinesis, ilusion y materializacion, aun de verdad crees que soy un mentalista como cualquier otro?"

Mucha más Ira y odio comenzaba a generarse en su ser. Ignoró completamente a la chica y a su demonio que se desvanecía y se dejó cegar por la furia.

-¿Oh? Hijo de Aidin... ya veo... -Habló mientras caminaba dándole la espalda en dirección hacia la sacristía- Seguramente no le importará si...

Eliphas se voltea rápidamente y dispara su gancho un poco arriba de su persona y acciona el sistema de retracción a gas.

-¡¡¡LE QUITO A SU HIJO ASÍ COMO ELLA ME QUITÓ A MIS PADRES!!!

Entonces se arrojó en dirección a él de manera súbita.
Volver arriba Ir abajo
http://efansfansub.com
Klaus Barbie

avatar

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 02/12/2013

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Jue 12 Dic 2013, 5:04 pm

Mire a mis queridos actores teniendo una crisis distinguiendo la realidad de la ilusion, cuando la chica se reincorporo sus preguntas fueron tan cariñosas como cuchillos clavandose lentamente en la carne humana siendo esta arrojada al sufrimiento.

-Soy Hijo de Aidin, la muerte es para mi algo inexistente.-

Dije al acariciarme el rostro y vi como el señor cura habia proyectado su atencion en mi y en un intento tierno de furia, se lanza contra mi y sonrio y extiendo mis brazos.

-Vamos apuñalame con tu amor perdido, que lastima...-

Dije cerrando los brazos y viendolo de una forma que incluso los demonios quedan en pañales.

-...Que no soy de los que se deja malograr arruinarias mi hermoso cutis,-

Lo mire y materialize frente a su rostro una red de cadenas

-"Tus pecados son cadenas que te atan asi mismo como tu odio te arrastrara a el infierno"-

Luego rei y vi a el sujeto ciego de Ira en el suelo y volte dejandolo a mi espalda e ignorandolo.

-Piensas demaciado...-

Dije en lo que apariencia era un muro pero los pensamientos de el cura eran fuertes en ese lugar solo para evitar dudas use la telekinesis para levantar tantos cuerpos como se hayaran a mi alrededor, elevandolos unos 6 metros y luego soltandolos de golpe para que estoa cayeran.

-Deja el juego de las ilusiones no quieres que yo te introdusca en otra a pesar de no verte mi mente puede realizar acciones fuera de las ilusiones y soy plenamente consiente de donde esta hubicado cada ser viviente cada vez que piensan.-

Observe a el techo de la catedral y un gran numero de cuchillos de carnicero aparecieron cubriendo el hermoso trabajo arquitectonico con un frio tono metalico el cual parecian estrellas.

-Corran pequeños.-

Los cuchillos caian como lluvia y se movian en diversas direcciones como si fuese una danza aleatorea, bella e impredecible.

Volver arriba Ir abajo
Dulcine@

avatar

Mensajes : 222
Fecha de inscripción : 22/03/2013
Edad : 23
Localización : Aragua

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Vie 13 Dic 2013, 12:09 pm


No había duda que el monje estaba cada vez mas desquiciado dentro de su locura e iba a atacar al carnicero, era tanta su ira que se concentro en él haciéndome a un lado en todo este asunto

-Me vengo enterando que la diosa tiene descendencia, mas no importa, soy un simple mortal ante tu inmunda presencia carnicero-

Comente levantándome y sacudiendo el polvo que le había caído a la mini falda, nuevamente lo mire y esta vez quede en el sitio por el horror por los actos cometidos, observando como actos homosexuales se cumplían ante mis ojos con un festival de cadenas apareciendo tras unas palabras muy duras para el monje

-Te ordeno que me bajes-

Entre en crisis tratando de taparme con las manos siendo elevada del piso y en un esfuerzo inútil por agarrarme de los banquitos escuchando sus palabras muy molesta, él podía realizar cosas que ni yo lo lograría sin mirar a mi oponente

-¡Que inútil soy!-

Exclame para mis adentros a sabiendas que alguien como él podría opacarme para luego concentrarme en las lluvia de cuchillas que caerían sobre mi cuerpo si no hacia algo, como aun me mantenía sujeta al banquito hice un esfuerzo inútil por manipular la situación jalándome hacia el piso y arrastrándome hasta quedar debajo del él, que si bien esta acolchado y es de madera dudo mucho que eso pudiese impedir que un cuchillo lo atravesara, mas era el lugar seguro mas cercano que tenia, aunque no podía ver absolutamente nada de lo que estaba ocurriendo
Volver arriba Ir abajo
Eliphas Tabone

avatar

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Venezuela

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Vie 13 Dic 2013, 8:19 pm

Atrapado en la red de cadenas, Eliphas inclina la cabeza mientras luchaba para zafarse. Curiosamente Mefisto se había salido de su bolsillo y se encontraba cerca del oido de Eliphas.

-Kishishishi. ¿Qué pasa inquisidor? ¿No dizque ibas a purgar a todos?
-Ugh... ¡Cállate!
-Kishishishishsihi.

"-Tus pecados son cadenas que te atan asi mismo como tu odio te arrastrara a el infierno-"

-¡No tengo nada que escuchar de ti! ¡Más te vale tenerme aquí porque cuando me libere será tu fin!

Luego de eso, Eliphas miró hacia arriba y vio como cuchillas se estaban formando.

-¿Qué tal, Inquisidor? ¡Kishishishi! Este es tu fin.
-Sólo en la muerte termina el deber, sin embargo, incluso después de mi muerte aún serviré. Nada me impedirá tener mi venganza.
-Kishishishi. ¡Si! ¡Venganza, odio, ira, furia! ¡Más, Eliphas, MÁS! ¡Odia más! ¡Mientras más odies más te convertirás en uno de nosotros!
-Cállate, demonio.
-Kishishishi. ¡No eres tan diferente a nosotros!
-¡CÁLLATE!

Las palabras de Mefisto le ocasionaban fuerte dolores de cabeza, Eliphas luchaba para zafarse mientras trataba de ignorar las palabras de Mefisto pero no tenía suerte. Era un momento crítico para él.

-Kishishishi. ¡Ya sé! ¿Qué tal si me vendes tu alma y te saco de esta situación? Después de todo eres uno de nosotros.
-¡CÁLLATE, CÁLLATE, CÁLLATE. CIERRA LA BOCA. NO QUIERO ESCUCHARTE!
-Kishishishishishishishi.

La ira y furia que Eliphas sentía rápidamente se convertían en dolor de cabeza agudos e intensos.

-Te presentaré a toda la familia cuando regresemos a casa..... hermano. Kishishishishishishi.

-¡GAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!

Los ojos de Eliphas se pusieron blancos, sentía como estuvieran apretando su cerebro hasta tal punto en que explotaría. Su cuerpo se movia como si estuviera convulsionando, el dolor de cabeza era insoportable, las venas se le notaban por la sien. Los bancos y las sillas temblaban ligeramente.

"-Corran pequeños.-"

Al momento en que los cuchillos comenzarón a caer Eliphas gritó con lo que le quedaba de fuerza.

-¡¡¡EXPLOSIÓN PSIQUICAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!

Un destello blanquiazul se genera desde la cabeza de Eliphas, pero eso fue luego precedido de una fuerza psiquica que empujó a las cadenas y a Eliphas del suelo hacia algun lado liberándolo. Los objetos adyacentes al centro de la explosión tambien fueron empujados y los cuchillos que estaban el aire fueron dispersados. Algunos objetos fueron aventados por los aires y rompieron ventanas y otras cosas pertenecientes a la catedral.

-¡¡KAWABONGA!! ¡KISHISHISHISHISHI! -Reía Mefisto mientras viajaba por los aires hacia algun lugar.

Después de que todo pasó, Eliphas caminó hacia donde estaba aquel sujeto cabizbajo diciendo una y otra vez:

-Mi venganza... Mi venganza... Mi venganza...

Al estar a unos centímetros de él extendió su brazo y lo agarró de la camisa.

-Mi.... vengan.....za.....

Pero súbitamente lo suelta, luego se arrodilla en el piso y cae inconsiente a un lado.

......................
..............
........
...

Mientras tanto, cierta persona se acercaba a pie a la catedral mientras rezaba el rosario.
Volver arriba Ir abajo
http://efansfansub.com
Klaus Barbie

avatar

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 02/12/2013

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Sáb 14 Dic 2013, 5:11 pm

Mire a el chico literalmente explotar, el ansiano envio todo a volar pude protegerme con una barrera telekinetica mientras disfrutaba del espectaculo la chica golpeo su cabeza en el banquito que le protegia y quedo un poco aturdida por lo que cuando los pasos de la vieja arpia sonrei estrepitosamente.

-Veinte años delicia de trasero, sin poder admirar tus voluptuoso cuerpo escondido en telas que apestan a hipocrecia, este es tu resinto santo ahora.

Me incline para saludarla con un ademan exagerado y morboso haciendo referencia al tamaño de su escote, hace 20 años tuvimos unencuentro poco casual donde pues.....

-Aun no te regeneras de aquellos de movimientos tu poder es mucho menor, Oh fe vanidosa entrega el cuerpo de cristo a la monja virgen para que se masturbe con tu cruz, ahora que te veo es de interes que te alejes de aqui para apasiguar a una de las bestias que tanto aborreces "Virgen de un solo lugar", vine a dar un aviso que si tu querido ancianito....

Rei al verlo casi inconsiente en el suelo y suspire mientras llevaba mi dedo a la boca.

-Lucho como un hombre lleno de vida, casi se pudo decir que tenia un "viagra" espiritual... en fin ve a la zona del mirador del castaño un ser infernal fue llevado hay, no me culpes si algo malo pasa pero, no debes de cuidar a este jugador el tiene algo pendiente con aquella chica de hay la cual quisiera tomar como te tome a ti.

Volvi a reir sonoramente mientras desaparecian las cadenas de las puertas y saliendo a travez de ellas sin antes dejar salir un ultimo comentario exentrico.

-Aidin a travez de mi dice "Hola, no importa lo que hagas ni tu dios puede si quiera tocarme, ya que el no existe si no en la mente de los ilusos"... bueno no exactamente con esas palabras pero algo asi quizas agrege cosas propias, pero el "Hola" si es de ella.

Sonrei y sali.

Off Rol: Klaus Barbie [Generacion Zero] Sale de este tema.

Volver arriba Ir abajo
Dulcine@

avatar

Mensajes : 222
Fecha de inscripción : 22/03/2013
Edad : 23
Localización : Aragua

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Dom 15 Dic 2013, 11:49 am


Me hallaba aun debajo del banquito cuando este se elevo y me di un fuerte golpe en la cabeza por una extraña onda que elevo todo arrojando cosas de un lado al otro, esto se podría decir que vendría del mismo monje que fue quien grito algo y comenzó el caos dentro de la catedral

-¡Auch!-

Proteste por el dolor olvidándome de los cuchillos que volaban en todas direcciones, pronto hubo un silencio sepulcral y me asome, había una extraña mujer en el altar vestida de monja al cual el carnicero parecía conocerla por sus comentarios obscenos

-¿Virgen?-

Pregunte en un murmullo intentando ocultarme, alce mi mirada y halle a el monje desmayado en el piso sintiendo lastima por él repentinamente, me fui arrastrando por el piso en un intento de no ser descubierta, las palabras del carnicero hacia mi me hicieron erizarme del asco

-Por favor no lo hagas, no me mires ni me sientas-

Rogaba mientras iba arrastrándome por el piso, estaba pidiendo que el carnicero y la extraña monja que apareció de la nada me dejasen por fuera de la discusión erótica e inusual que mantenía el carnicero muy amigablemente con ella, lo cual me hacia respirar entrecortadamente por estremecerme con cada palabra que salía de sus sucios labios

-¿Por qué yo?-

Dije molesta después de haber sido señalada, el ruido de las cadenas me atontaron por segundos dejando escapar mi oportunidad de salir de este lugar infernal para mi para escuchar casi a lo lejos el nombre de la diosa una vez mas y las palabras del carnicero desapareciendo como un eco en mis oídos, ya no había mas escapatoria, estaba atrapada de nuevo, el peluche demoniaco había caído quien sabe donde y me toco sentarme y limpiarme un poco para poder ver a la monja a los ojos desde la distancia a la cual me encontraba, su sola presencia me escalofriaba
Volver arriba Ir abajo
Eliphas Tabone

avatar

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Venezuela

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Dom 15 Dic 2013, 2:32 pm

Marianne guardaba silencio mientras Klaus hablaba en su tono característico morboso y sádico.

"-Aidin a travez de mi dice "Hola, no importa lo que hagas ni tu dios puede si quiera tocarme, ya que el no existe si no en la mente de los ilusos"... bueno no exactamente con esas palabras pero algo asi quizas agrege cosas propias, pero el "Hola" si es de ella."

Y dicho eso se retira, dejando a ella y otras personas más en la catedral. Con su rostro estoico observó el estado de la catedral. Todo era un desastre, había escombros, los bancos estaban rotos, habían cuadros caidos, las ventanas tambien estaban rotas.

Al analizar su entorno se percató de la presencia de alguien más sin embargo no le prestó atención. Giró su cabeza hacia un lado y caminó hacia allá, al caminar todo escombro se hacia a un lado dejándole el camino libre. Al final de su trayecto vio al piso donde había una piedra aplastando algo.

-Mefisto.
-...........
-Mefisto...
-...........
-Voy a envolver tu cuerpo en papiros de la sagrada escritura.
-¿Qué quieres? Kishishishi.
-¿Eliphas está vivo o muerto?
-¿Por qué no vas y lo averiguas tú misma, maldita virgen?
-Me da asco tocarlo.
-Kishishishishi. Lo mismo opino, pero en fin. ¿Tú que crees?

Marianne agarró a Mefisto con mucha fuerza, apretándolo. Y camina de regreso en dirección hacia Eliphas.

-¡Kuh....! ¡M-Mis costillas...! Ki...shishi...shi.

Al llegar hasta él, Marianne se coloca a Mefisto sobre su cabeza mientras que con una mano lo levanta por los pies y lo sacude.

-Aww. Qué lastima. Está vivo. Pasó la prueba de fuego.
-Kishishishi. ¡Que divertido! ¡Sacúdelo otra vez!

Súbitamente ella soltó a Eliphas y éste cayó estrepitosamente al suelo, pero aún así no despertaba.

-Kishishishi. Yo sé como despertarlo, pero tendrás que venderme tu al--
-No es necesario. Yo tengo mi propio método, mira.

Marianne se sacudió las manos y cerró los ojos. Inhalo y exhalo aire y con voz poderosa dijo:

-Eliphas Tabone. Levántante.

Y como si fuera por acto de magia, Eliphas se levantaba y se ponía erguido. Sin embargo, mantenía los ojos cerrados. Marianne se le acercó y le dio dos cachetadas. Fue entonces cuando Eliphas empezó a abrir los ojos.

Luego de haber hecho eso, caminó hacia la chica que se ocultaba y estando frente a ella llamó a alguien.

-Agation... han pasado años. No estoy aquí para purgarte otra vez. No obstante, eso no implica que alguien más venga por ti... heh. Suerte.

Marianne hizo una mueca y luego se fue con Mefisto hacia la sacristía. Dejándo a Eliphas y a la chica solos nuevamente.

Cuando Eliphas recuperó la consciencia veía todo borroso y estaba mareado. Sin embargo, aún estando así pudo distinguir algo. Usando su baston como soporte, caminó hacia allá de manera apresurada.

-Tú... te purgaré en el nombre de Dios...

Pero a mitad de camino había una piedra que hizo que tropesara y volvió a caer.

-Ugh...

Eliphas ya no tenía fuerzas para levantarse y su cuerpo esperaba con moretones, magulladuras y raspones en varios lugares pero su fuerza de voluntad lo impulsaba a seguir adelante. Cada vez más y más se acercaba hacia la chica mientras se arrastraba por el piso.

-Te.... pur.... ga.... ré.....
Volver arriba Ir abajo
http://efansfansub.com
Dulcine@

avatar

Mensajes : 222
Fecha de inscripción : 22/03/2013
Edad : 23
Localización : Aragua

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Dom 15 Dic 2013, 6:26 pm

Observaba como la monja se hacia paso, al parecer fue a hablar con el peluche demoniaco, creí por un segundo que estaría a salvo si me quedaba quieta, sentía como si estuviese al frente de un gran oso el cual se busca de darle caza, se hallaba en una larga discusión con el peluche y al parecer señalaban al monje desmayado

-¿Será que le dejo a su merced?-

Me pregunte cuando vi que ella venia de vuelta he iba por el monje maltratando el peluche, cosa que me desagradaba por saber lo que realmente le estaba haciendo al demonio, en parte estaba tranquila por la ausencia de Agation, así seria un fanático menos que lo atacaría, veo con atención lo que ocurre y mi rostro expresa inconcientemente el desagrado, de inmediato me tape los oídos cuando la monja pego aquel grito que toda la catedral tembló

-Si no me voy pagare con mi alama en este lugar inmundo-

Murmure mordiéndome el dedo índice para no gritar por el miedo que sentí en dicho momento, el monje comenzaba a despertar y esta vez venia por mí

-Estas demente, lo sabes verdad, no se ni tenga la remota idea de quien estas hablando-

Le respondí retrocediendo aun en el suelo tratando de hacerme pasar por la victima de un acosador, mi mirada era melodramática y esperaba a que alguien cayera en el juego, sin embargo la monja se fue retirando y mi rostro cambio, aprovechándome del momento en el cual él aun se encontraba aturdido logre ponerme de pie observando con lastima como tropezaba el monje

-¡Tremenda amenaza que es este anciano!-

Exclame entre risitas que no podía ocultar, sus caídas estrepitosas me causaban gracia a pesar de tratarse de un hombre mayor, mi mente me decía que eso le pasaba por fanático y esta vez me cruzaba de brazos agarrándome el estomago y secando las lagrimas de tanto reírme

-Me das pena, sentido pésame por usted señor-

Dije haciendo la señal de la cruz viéndolo como se arrastraba patéticamente por el piso en son de amenazas hacia mí, me arrodille en el piso y le mire de manera fría

-Lo tendría mas tiempo guardado pero quiero compartirlo contigo ancianito para que descanses, te contare un cuento del cual nunca habrás deseado entrar-

Gritos del Silencio:
 

Mis palabras iban como un susurro contándole cosas terroríficas al monje, disfrutaba su rostro hecho pánico victima de la mayor de mis ilusiones, me mantenía allí para él como un Cuentacuentos, mis expresiones faciales se veían afectadas por un profundo enternecimiento al ver como la escoria se retorcía en su propia miseria, al terminar mi relato me pare viendo el altar y juntando mis manos dando las gracias, aproveche el momento que la monja se mantenía distraída para escapar corriendo sin importar las compras olvidadas, después me volvería a encargar de ello


Off roll: mi pj sale de este tema
Volver arriba Ir abajo
Eliphas Tabone

avatar

Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Localización : Venezuela

MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   Lun 16 Dic 2013, 4:08 pm

Al caerse, Eliphas escuchaba risas y palabras, las cuales ignoraba porque estaba enfocado en cumplir su sagrado deber. En su arrastre es misteriosamente transportado a otro lugar, o así lo sentía él.

Ahora se encontraba en algun lado dando salmos hasta que entró cierta persona misteriosa ocasionando que todas las velas se apagaran. Un mar de sangre se originó y daemonios del dios Khorne nacían de él. Las personas perdieron su humanidad y cordura y comenzaron a realizar actos de canibalismo y otros se sumergían y se tomaban la sangre.

Más daemonios aparecieron y las pocas personas que todavía estaban cuerdas fueron presas del pánico y asesinadas en manos de ellos. El unico ser vivo era Eliphas que se encontraba huyendo mientras lentamente entraba en pánico.

Su pulso estaba acelerado y sudaba frio, sentía nauseas y miedo por aquello que le perseguía.

-¡¿Qué rayos está pasando?! ¡¿En dónde estoy?! ¡¿Qué me hizo esa hereje?! Espera... no me digas que este es...

Llegó a un lugar donde no había salida, y para colmo un coloso gigantesco con armadura de metal negro y bronce se había posicionado detrás de él.

-El Inmaterium... la Disformidad.

Al darse la vuelta y verlo a los ojos Eliphas siente como los suyos arden y explotan mientras él grita del dolor.

-¡¡¡Maldicióooooooooooooooooooon!!! ¡¡Gaaaaaaaaaaaaaaaah!!!

El se da la vuelta y se arrastra hasta que choca con una especie de pared.

-(Todo se siente tan real... el dolor... las voces... todo... en la Inquisicion nos advirtieron de este lugar, todo es impredecible y volatil. Además... este lugar es fácilmente influenciado por las creen.....cias.)

Eliphas comenzó a reirse por haberse dado cuenta de que la respuesta para salir de ese predicamento era muy sencilla. Con dificultad, se logra parar y se recuesta de la pared mientras continuaba riéndose.

-Jajajajaja. Si. Eso es. Este lugar es influenciado por las creencias así que si yo creo fervientemente que puedo ver...

Gradualmente Eliphas alzaba la voz y su miedo se desvanecía. Había encontrado una manera de salir victorioso.

-...Entonces yo ¡VERÉ!

En sus cavidades oculares una llama blanca y pura se había generado, otorgándole la vista nuevamente. Al recuperar su visión, lo primero que hizo fue ver a su alrededor, daemonios de todo tipo y forma se encontraba rodeándolo, burlándose de él, mofándose de él en su lenguaje herético.

-¿Ustedes creen que son la gran cosa? Pues están equivocados. Solo hay una persona grande, y su nombre es... ¡DIOS!

Eliphas sacó su libro y comenzó a recitar una oración que más bien parecía un canto gregoriano. Una columna de luz dorada se formó cubriéndolo a él y al libro haciendo que ambos ascendieran un poco del suelo. Extendió sus manos al cielo y en su clamor un arma cayó. Era un Martillo de Guerra de tamaño mediano con inscripciones en latin. En cada una de sus caras estaba la insignia de la Inquisición.

Al recibir el Martillo de Guerra, Eliphas vuelve a tocar el suelo y la columna de luz desaparece para poder rodear su cuerpo como si fuera una especie de Santa Aura. Entonces volvió a observar a sus enemigos que estaban ansiosos por entrar en combate y hacer un baño de sangre. Inhalo y Exhalo aire, y después de relajarse apretó el Martillo.

-Mi destino está claro.

Y tras pronunciar esas palabras comenzó a correr hacia el Coloso gigantesco que estaba detrás de una inmesurable cantidad de daemonios.

-¡¡¡POR LA GLORIA DE DIOS Y DE LA IGLESIA, A LA CARGAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!

Todos aquellos daemonios se fueron hacia él pero uno por uno era destrozado por el martillo, pronto habían tantos de ellos en el suelo que formaron un monticulo en el cual Eliphas se montó para poder comenzar a saltar sobre las cabezas de cada uno de ellos para evitar confrontarlos y llegar contra el Coloso lo más pronto posible.

Con cada salto se acercaba más y más y pronto se encontraba a escasos metros de él. En su interior había una especie de emoción, la adrenalina fluia y el terror se disipaba. Tenía una seguridad de que vencería a como de lugar.

Al tenerlo frente a frente Eliphas dio un ultimo salto y con las dos manos agarró el Martillo para asestarle un único golpe con todas sus fuerzas.

-¡HAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

Y justamente cuando el martillo impactaría con su armadura, sintió algo por su estómago.

-Ya es sufiente, Eliphas. Despierta.

En un abrir y cerrar de ojos Eliphas se encontraba nuevamente en el piso de la catedral, y la sensación que había sentido era la pisada de la punta de los tacones de su Maestra sobre su estómago.

-¿Vol....ví? -Se preguntaba Eliphas mientras retomaba el aliento que la pisada le había quitado.
-Kishishishi. No, idiota.
-Silencio, Mefisto.
-¿M-Maestra? ¿Usted me trajo de vuelta?
-Que no, imbécil. Fuiste objetivo del poder de la huesped de Agation y encerrado en una ilusión.
-¿E-Entonces todo eso fue... una ilusión?

Marianne, molesta, lo vuelve a pisar con más fuerza.

-Limpia este desorden y haz pasado la prueba de fuego de Dios, así que por lo menos debería felicitarte. F-Felicidades...

Eliphas estaba revolcándose en el piso del dolor y no escuchó nada de lo que su maestra había dicho.

-Ugh... disculpe.... maestra... pero... ¿Qué fue... lo que dijo...? No entendí.
-Que limpiaras este desorden. Mañana llegará un cargamento importante de la base y lo iremos a buscar.

Dicho eso, Marianne desaparece dejando a Eliphas solo mientras éste suspiraba y recogía los escombros y acomodaba los bancos.


FIN DEL ROL.
Volver arriba Ir abajo
http://efansfansub.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]   

Volver arriba Ir abajo
 
Un dia muy caluroso (Privado Dulcinea y Eliphas) [FINALIZADO]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Hospital Privado
» Choque en el pasillo... [Privado]
» de paseo por el bosque (privado con sakura hime)
» La calentura de una sola noche. +18 (Privado Myrna y Atsuko)
» COJIENDO EL TREN[privado con kaname]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Preludio Del Caos :: Zona de Rol: Maracay :: Centro de la Ciudad :: Catedral-
Cambiar a: